Balance de Sanidade

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

CALLEJÓN sin salida. Ésta es la situación del presidente de la Xunta tras los continuos y graves pasos en falso de Ja Consellería de Sanidade, El enfrentamiento de la conselleira María José Rubio en una guerra contra todos es inexplicable, y ha situado a la Xunta en un punto de no retorno. Dicen que un aleteo de una mariposa en Oceanía puede producir un huracán a América; pues algo similar comenzó en septiembre del 2005 en la sanidad gallega.

Primero fue el distanciamiento con los farmacéuticos por la supresión de la Dirección Xeral de Farmacia (el gasto ha aumentado sin control desde entonces). Después, se achacaron los problemas al PP (se afirmó que la gestión del anterior conselleiro, José Manuel González, había sido una chapuza). La crisis de octubre del 2006 por el caso Codeh, provocó la salida del número dos, Antolín Rodríguez, a un grupo privado. Posteriormente, se acusó a los médicos (a los que por falta de medios y un sueldo bastante inferior a otras comunidades, a veces sólo les queda la salida de emigrar). Luego culpó a los pacientes, como si hubiera leído El enfermo imaginario de Moliére y, en su delirio, los viera disfrutar colapsando los hospitales. Lo último ha sido responsabilizar a los periodistas.

La realidad es que, desde que empezaron las protestas, se han suspendido 900 consultas y un centenar de intervenciones quirúrgicas. La confluencia de dos paros provocó que casi un centenar de operaciones fueran canceladas en A Coruña. Ya es hora de decir que la sanidad pública no es gratuita. A los gallegos les cuesta 3.388 millones de euros y a cambio tienen la peor sanidad de España (según sus usuarios) y las mayores listas de espera. ¿No tienen derecho a protestar médicos, profesionales y pacientes ante esta situación?

El pasado 26 de abril, desde la consellería se adoptó la disolución de las fundaciones sanitarias que pusieran en marcha Ron1ay y Alberto Núñez Feijoo. La 1nedida es muy discutible en términos de una n1ayor eficacia. ¿Solucionará las demandas de ciudadanos (respuestas rápidas y supresión de las esperas) y profesionales (retribuciones acordes a su esfuerzo)? Pero la mayúscula incoherencia es que, quienes con el PP dirigieron Medtec, las fundaciones de Verín, Cee, Ribeira, el 061, el Centro de Transfusiones, la Fundación de Medicina Genómica o la EGAS, aliara los desmantelan. Cayetano Rodríguez o Julio Villar fueron altos cargos sanitarios con- el PP, también alguna actual ministra de Zapatero fue asesora -en nómina- de Medtec. ¿En qué manos está la sanidad gallega? La tensión y la deficiente gestión exigen dimisiones y cambios en la cúpula de Sanidade.

 

 

Domingo, 6 de Mayo del 2007

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!