De Kirchner a Kirchner

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Cristina Fernández -de Kirchner-, de 54 años, votó el pasado 30 de octubre como primera dama de la Casa Rosada, y se levantó elegida presidenta de la República de Argentina por la peronista Alianza para la Victoria. Su respaldo fue de casi el 45%, frente al 23% de la nueva jefa de la oposición, Elisa Lilita Carrió.

Sin embargo, el nuevo peronismo revestido de kirchnerismo y la K no han arrasado en toda Argentina. En Buenos Aires-ciudad, la candidata más votada fue su enemiga política, Elisa Carrió, de la centroizquierdista Coalición Cívica. La primera dama tampoco lo fue en Rosario, Córdoba, ni Mar del Plata. Pero sí en la patagónica Santa Cruz, y en Buenos Aires-provincia. Alberto Fernández, jefe de gabinete de CK alegaba: «La ciudad nos es esquiva, por la tesis de la Cristina intolerante, irreflexiva, incapaz de mantener el diálogo». Ello recuerda el suceso de julio pasado, en una visita a Madrid. La entonces candidata celebró una cena con los principales empresarios españoles, en la que su locuacidad causó un tenso incidente con un conocido banquero de origen gallego.

Néstor el pingüino Kirchner -fan de la Patagonia- llegó al poder en pleno corralito. En el caos económico, las multitudes se agolpaban ante los bancos para que les fueran devueltos sus ahorros. Néstor Kirchner, con asombroso parecido -físico, claro- al Dioni, basó su modelo en arengas para presionar a los sectores sociales y países inversores. Los piqueteros llamaban chorros (ladrones) a los gallegos (españoles), y desde el atril presidencial se alimentaban los argumentos. La sucesión de Néstor por Cristina es un capítulo más en el país de Perón, Menem y del zurdo (izquierdista) Che Guevara. La última polémica, la posible falsedad del título de Derecho de la nueva presidenta.

Cristina es una especie de nueva Evita con toques de Hillary. Pero en un país con 39 millones de habitantes -10 millones de pobres- y un Buenos Aires favelizándose, la presidenta no importa, solo Dios, y ese se escribe -para los villeros- con D de Diego Maradona.

El próximo mes de diciembre Cristina será proclamada presidenta, y se convertirá en la primera mujer electa ?-aunque las malas lenguas ya afirman que realmente es la continuación de la saga del kirchnerismo-. Sin embargo, la novia más famosa de Argentina no es ella. Era Adelfa Volpes -la octogenaria que se casó, fruto de Cupido, con un joven de 24 primaveras-. Adelfa falleció una semana antes de las elecciones, con 82 años. Ella sí era una celebridad.

 

 

Lunes, 19 de Noviembre del 2007

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!