El negro de los blancos

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

El John F. Kennedy negro. Así bautizaría yo a Barack Obama. En él confluyen varias similitudes, pero la principal coincidencia es la política. Ambos políticos han conseguido rescatar un sentimiento difícil de encontrar en política: la esperanza. Del miedo a la ilusión. La que ha sacado a los norteamericanos de la apatía electoral en la que parece inmerso un imperio en decadencia.

Varios datos. El 70 % de los norteamericanos ven mal la situación de su país, Doble burbuja en el sector inmobiliario y en el mercado de la deuda. Detroit -capital del motor- es ceniza del pasado. El sueño de Henry Ford se ha desvanecido. El paro empieza a recordar a la América descrita en Las uvas de la ira por John Steinbeck. Hoy, EE.UU. es fiel reflejo de la novela Un sueño americano, dé Norman Mailer.

¿Pero quién es Obama? Barack, nacido en el año 61 en Hawái, es hijo de un inmigrante keniano y de una blanca. Abogado -especializado en derecho constitucional-, se formó en Columbia y Harvard. Salió del anonimato al ser elegido senador por Illinois. Solo dos personas de color – Colín Powell y Condoleezza Ricehan – ocupado el puesto más cercano al Despacho Oval: secretario de Estado -algo así como ministro plenipotenciario de Exteriores-. Powell estuvo, hace un lustro, en la baraja de los candidatos.

La futura carrera hacia la Casa Blanca en unas primarias (elección del candidato por cada partido) ha despertado una expectación, hasta ahora inusitada, desde Europa. La lucha será disputada hasta el 4 de noviembre. Hillary tiene el apoyo de las mujeres y del lobby judío. Por los republicanos, no hay que descartar a Rudy Giuliani. El sistema electoral americano optará por un candidato de los donkeys (demócratas) o de los elephants (republicanos). El candidato afroamerican -como se autodenominan los negros estadounidenses- moviliza ilusiones también en África y Oriente Medio.

El ímpetu de Obama agita la participación política y electoral. Tender puentes y diálogo hasta con los enemigos. Su lema, Change (‘Cambio’), encaja con su nuevo discurso: la promesa de sacar las tropas de Irak y cerrar Guantánamo, o la lucha medioambiental. Los jóvenes le apoyaban en solitario, hasta que John Kerry -el demócrata que se enfrentó a Bush en las últimas elecciones- ha decidido dar el apoyo de Massachusetts a Obama. El Estado del old money, de los irlandeses y de John F. Kennedy, apuesta por «el negro de los blancos».

Estados Unidos cuenta con tres grandes magnicidios. Dos de ellos, de presidentes: Abraham Lincoln -el abolicionista de la esclavitud y John F. Kennedy. El tercero, el de Martín Luther King. Puede que Obama haga realidad su discurso ante el Capitolio: «I have a dream» (‘Tengo un sueño’),

 

 

Sábado, 12 de Enero del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!