El otro «supermartes»

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Jamás de los jamases. Nunca unas elecciones de un presidente americano habían provocado tanta expectación. EE.UU. está polarizado. Emoción a raudales. Europa y España en vela. Primero, la Super Bowl. La electrizante final de fútbol americano, de la madrugada del lunes, llevó la sorpresa a Nueva York. Segundo, el Supertuesday. División fratricida, en la madrugada del martes, entre los demócratas. Jóvenes y negros, partidarios del Kennedy negro Obama. Mujeres e hispanos, apoyan a la Clinton Hillary. Los republicanos son una bandera a favor de McCain.

La reñida batalla en el campo demócrata arroja la victoria de Hillary en los dos mayores Estados -California y Nueva York-y de Obama en otros 13. McCain -derrotado en las primarias del 2000 por Bush- se afianza como imbatible -tras la incorporación de Rudy Giulitini-. Representa -como Schwarzenegger- a los republicanos moderados frente a los «halcones» neocon de la Casa Blanca. Las elecciones presidenciales del 4 de noviembre elegirán a Obama o Mrs. Clinton -partido demócrata (centro)- frente a John McCain -partido republicano (derecha)-.

¿Y la película electoral? John McCain -senador por Arizona- fue prisionero en Vietnam, está apoyado por Rambo Stallone. Su punto débil, su edad –supera los 70-. Los otros dos en discordia son más republicanos y más conservadores. Si el ex pastor de la iglesia baptista, Mike Huckabee, gana, ofrecerá el puesto de ministro de Defensa al actor-karateca Chuck Norris. El tercer candidato republicano, Mitt RoDmey, ex Gobernador de Massachusetts, tiene el apoyo de los de su religión, los mormones. ‘La senadora por Nueva York, Mrs. Clinton, está esponsorizada por celebrities judías como Barbra Streisand o Spielberg. El senador por Illinois, Obama, está apoyado por afroamericanos famosos como Oprah Winfrey o Eddie Murphy. Los temas de campaña: cambio, economía, inmigración, Irak y sanidad.

En EE.UU., los electores van eligiendo desde un año antes a su candidato – demócrata o conservador-. En España, los partidos imponen el suyo -el único-. Si no, hubiera habido primarias entre Rajoy, Rato, Esperanza o Gallardón. Y en el otro bando, Zapatero, Bono, Chaves, Ibarra o Paco Vázquez. El otro supenmartes que se vivió en España trató del guante (y mano) que le echaron los obispos a Zapatero. Los debates en ‘I’VE que Rajoy tendrá que aceptar. Sí o sí. Porque si dice que no, que se despida, pues los sondeos y la tradición dicen que, en España, se repite legislatura. Pizarro se metió en la batalla del Ebro. Gallardón no quiere saber nada de la campaña. Fue vitoreado por los jóvenes empresarios y, en medio de la polémica, Esperanza Aguirre abandonó el acto. El PP de Gallardón y el mal ambiente entre los médicos por el caso Lamela-Leganés, están influyendo en el voto. Efecto bumerán. Güemes -consejero de Sanidad de Madrid- se distancia de Ana Pasto1: Y el 9-M, cada Vez más cerca. La victoria está en el voto del centro.

 

 

Jueves, 7 de Febrero del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!