EL ÚLTIMO MOHICANO

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

FENIMORE COOPER fue el primer novelista norteamericano aclamado internacionalmente a raíz de esta novela publicada en 1826. Narra la historia de la guerra colonial entre indios, franceses e ingleses y la masacre del fuerte William Henry. Los indios eran aliados de franceses o de ingleses en función de intereses geográficos y comerciales.

El último mohicano ha sido llevado en varias ocasiones a la gran pantalla. La última versión encumbró a Daniel Day Lewis. Al veda de nuevo, he encontrado cierto parecido fisonómico entre el malvado indio rapado y De Juana Citaos, Éste ha encamado en las últimas semanas el papel de víctima de una nación -España- y de un Gobierno que lo quería dejar morir de inanición, tras pasar 114 días en la habitación del módulo penitenciario del Hospital Doce de Octubre. Casualidades de la vida, en 1997, siendo yo subdirector de dicho hospital, envié la nota de prensa de la puesta en marcha de dicho módulo.

La rocambolesca: historia del etarra ha dado mucho que hablar (que recibía visitas vis a vis de su novia, que tomaba jamón york, que encogió el estómago para las famosas fotos … ). En la cárcel pasó semanas sin ingerir calorías, pero una vez ingresado en el hospital, los médicos han procurado que su situación no superase los límites de seguridad. La posterior analítica ha corroborado que sus parámetros bioquímicos y metabólicos eran adecuados.

Otro tema bien diferente es si el Gobierno ha acertado concediendo el segundo grado al terrorista. Según las encuestas, el 64% de los españoles lo desaprueba y un 55% cree que se ha cedido al chantaje etarra. Las interpretaciones han sido diversas: que «el Gobierno ha reaccionado entre la disyuntiva de convicción y de responsabilidad… », «conforme a la letra de la norma, pero éticamente nefasto … » o, como acertadamente escribía Roberto Blanco Valdés en La Voz, que «aplicar la prisión atenuada era una, sólo una, de las opciones del Gobierno».

Decía Elías Canetti que «siempre es falso el futuro: tenemos demasiada influencia sobre él». No era la única opción. Considero que los enemigos públicos deberían cumplirlas penas en su totalidad. Zapatero ha empezado la segunda fase de su proceso de paz, y no con un actor cualquiera, sino con lo que en euskera se llama hiltzaile. O sea, asesino.

 

 

Domingo, 11 de Marzo del 2007

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!