«En Galicia, la catástrofe humana del 11-M no ha tenido eco suficiente»

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

El gallego Javier Carro vivió el 11-M como máximo responsable de uno de los principales hospitales madrileños. Tardó meses en superar lo vivido 

 

G. Bareño

LA VOZ | Madrid

■ Javier Carro nació en Lugo, aunque ha vivido casi toda su vida en A Coruña y luego en Madrid. El 11 de marzo del 2004 era el máximo responsable del Hospital Universitario Puerta de Hierro, uno de los más importantes de Madrid y en el que, casualmente, había sido atendido poco antes Rachid Oulad, uno de los autores materiales de la matanza.

  — ¿Cómo vivió los primeros momentos?

— Me enteré a los ocho menos cinco. Intenté tranquilizar a la gente más próxima y establecí un dispositivo para recibir la máxima información. Sabía que los hospitales 12 de Octubre y Gregorio Marañón recibirían el grueso de los heridos, pero era posible que hubiera más atentados.

  — ¿Fue consciente desde el principio de la magnitud de la tragedia?

—No. A las 8.30 me informaron de que había 50 muertos. Pero ya entonces reuní al equipo directivo médico y quirúrgico. Con la oposición de alguno, dije que había que suspender todas las operaciones programadas.

  — ¿Cuánto tardaron en llegar los heridos?

—Una o dos horas. La mayoría llegaron a otros hospitales. Montamos un dispositivo para recibir sangre, el mayor que hubo en Madrid. Las colas fueron tan grandes que tuvimos que pedir a gente que se fuera y viniera al día siguiente.

  — ¿Se demostró si los hospitales estaban preparados para algo tan grave?

—Se demostró capacidad de organización muy rápida, pero sin que nadie marcara pautas.

  — ¿Fue difícil sobreponerse al drama para tomar decisiones?

—Sí, muy duro. Estábamos reunidos y me iban pasando cifras de víctimas; empezaron en torno a 60, 70, pasaban a 90. Lo comentaba públicamente y me resultaba desolador y al mismo tiempo increíble. Todos nos emocionábamos y aún me emociono ahora al recordarlo.

  — ¿Los médicos han tenido secuelas psicológicas?

—Sí. Yo mismo. Tardé varios meses en superarlo. Me quedaron secuelas de desesperación y una pequeña depresión.

  — ¿Se ha entendido fuera de Madrid la tragedia humana del 11-M?

— Yo soy gallego y me llamaba muchísima gente de Galicia, ese día y los siguientes. Pero creo que no es lo mismo verlo en televisión que estar allí en esos momentos. En Galicia no ha tenido eco suficiente el desastre y la catástrofe humana que se vivió en Madrid esos días. A la inversa, un desastre como el Prestige que yo viví aquí en Madrid y se me hizo muy duro, no ha tenido en Madrid la repercusión que merecía.

 

 

Viernes, 11 de Marzo del 2005

G. Bareño, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!