LA HUELGA SANITARIA

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

EQUIDAD, Es lo que pretenden los distintos colectivos integrantes de los 18 subsistemas autonómicos del SNS (Sistema Nacional de Salud). Tras la amplia descentralización sanitaria hecha desde el extinto Insalud, España se ha convertido en 18 territorios y 18 carreras sanitarias. El personal médico y de enfermería de las 17 comunidades e Ingesa (Ceuta y Melilla) han cuestionado en diversas ocasiones el actual modelo autonómico como gestor de la sanidad. Consideran que el anterior modelo de Insalud era más homogéneo y equitativo. Dicho en pocas palabras, que había menos diferencias entre lo que ganaba un médico de Galicia y uno de Navarra, o una enfermera de Lugo y una de Palma de Mallorca.

Las diferencias territoriales también han afectado a la cartera de servicios, los tratamientos y medios que ofrecen en Pamplona gratuitamente -con cobertura pública- son más amplios que los de Vigo, por ejemplo. La delicada situación del Sergas, que vive los momentos más preocupantes desde su nacimiento, ha desembocado en una huelga zigzagueante. Tras los problemas del Juan Canaleja y el paro de los médicos del complejo de Pontevedra, dos nuevas protestas paralizaron parte de la actividad en los hospitales. La huelga de ayer (convocada conjuntamente por UGT, CC. OO, SAE, CIG y CSIF) reivindicaba incrementos salariales para los no sanitarios (entre 1.200-3.000 euros, según categorías profesionales). La débil situación de la conselleira, que sucesivamente ha acusado de los problemas sanitarios de Galicia a médicos, pacientes y periodistas, ha sido aprovechada por los sindicatos en un pulso a muerte. Ayer eran 14.000 los llamados a la convocatoria.

El Sergas -que tiene contraída una importante deuda- afronta el futuro de entrar por el aro de una pretendida carrera profesional, como en su día obtuvieron los colectivos sanitarios. Pero ¿es justa una carrera profesional para todos los colectivos? La Administración gallega debería actuar con responsabilidad y no ceder en todas y cada una de las pretensiones de los sindicatos. Sin embargo, es de justicia, que los trabajadores de la sanidad gallega quieran equipararse a otros territorios que destinan más recursos a atención primaria, hospitales, medicina preventiva, en definitiva, a la salud de sus ciudadanos. Y si el problema es económico -los gallegos, aparte de sus impuestos habituales, pagan el céntimo sanitario (2,4 céntimos por cada litro de gasolina)-, ¿de qué partida detraemos recursos? La solución: establecer prioridades (¿más hospitales y menos ciudades faraónicas como Gaiás?), mejor eficiencia y una mayor profesionalización en la gestión de los hospitales

 

 

Viernes, 30 de Marzo del 2007

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!