La sanidad europea debe prepararse para más atentados

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Entrevista | Javier Carro

Javier Carro, gallego, residió durante varios años en Londres y fue máximo responsable del Hospital Puerta de Hierro de Madrid en el 11-M, donde dirigió a más de 2.700 profesionales

Gonzalo Bareño| Madrid

Como máximo responsable del Hospital Puerta de Hierro durante el 11-M, Javier Carro conoce muy bien el modo de actuación ante una masacre como la que acaba de vivir Londres.

-¿Cuáles son los principales problemas que se van a encontrar los hospitales británicos para atender a tantas víctimas? -En las primeras horas, de tipo logístico, es decir, accesibilidad y comunicaciones con los hospitales, tener un número de camas suficientes, sobresaturación de algunos hospitales, la provisión de suficiente sangre de todos los tipos… Después, la atención a los pacientes críticos para tratar de salvar sus vidas.

-¿Hay mucha diferencia entre la organización y los medios de la sanidad británica y la española a la hora de abordar una crisis así? -Esencialmente no hay diferencias, sin embargo, precisamente los británicos llevan familiarizados con este tipo de situaciones desde la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente con la gran escalada terrorista del IRA, o el atentado libio de Lockerbie (Escocia) en 1988, que causó 270 muertos. Sus servicios de emergencia están especialmente cualificados y preparados para estas situaciones. Los ingleses, son muy profesionales y con gran experiencia, no hay mucho que enseñarles.

-¿Cree que la experiencia de Madrid puede servir para que en Londres se organice mejor la actuación sanitaria? -En los dos casos, al margen del riesgo vital, hay situaciones comunes, la mayoría de los problemas son en rostro, ojos, oídos, traumatologías y de neurocirugía y cirugía general. La solidaridad, alta cualificación y esfuerzo de los profesionales de los hospitales ha suplido cualquier carencia en organización.

-¿Qué errores principales se cometieron a su juicio en Madrid durante la gestión posterior a los atentados? -En el 11-M, en comparación con el caso británico del 7-J, ha habido excesivo protagonismo de los políticos españoles, pero falta de compromiso real con las víctimas o sus familiares.

-¿Cree que la experiencia de Madrid y de Londres obliga a los gobiernos occidentales a replantearse su preparación ante este tipo de catástrofes? -Sin duda, esto era previsible. Lo sabía la CIA y el MI-5, las propias autoridades lo preveían desde el 11-S. Nadie se explica porqué desplazaron tanta policía a Escocia para el G-8, dejando Londres más vulnerable de lo habitual.

Estoy casi seguro que, desgraciadamente, habrá más atentados de extremistas islámicos en Europa. En este sentido, los servicios sanitarios de toda Europa -incluidas Madrid, Galicia o Portugal, por ejemplo-, se tienen que replantear su renovación.

¿Qué recomendaciones haría usted a los británicos para atender a las víctimas, a corto y largo plazo? En primer lugar, que no se haga una utilización política de las víctimas, como ha sucedido en España, y que no se olvide a los afectados y a los profesionales sanitarios, sin cuyo esfuerzo y abnegación esta labor sería una quimera.

-¿Le ha sorprendido la aparente frialdad con la que tanto las autoridades como la sociedad británica han acogido los atentados? -Precisamente, el apagón informativo es parte de la estrategia para no causar más drama y dolor, y que no cunda el pánico, frente a la línea seguida en el 11-M de acceso a todas las imágenes de la tragedia. Al que más se ha acusado de frialdad ha sido a Tony Blair, al seguir celebrando la Cumbre del G-8 en Escocia. Quizás este dramático suceso ha variado sustancialmente los temas de la agenda, y se ha centrado en nuevas medidas de seguridad, prevención y coordinación de las agencias de inteligencia ante el peligro fundamentalista. Pero el pueblo británico está acostumbrado a crecerse ante las adversidades, y Londres ha reaccionado muy positivamente, aunque este atentado dejará unas profundas secuelas en la sociedad y la política anglosajonas.

 

 

Domingo, 10 de Julio del 2005

Gonzalo Bareño, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!