Las dos caras de la sanidad

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Nueva huelga sanitaria en Galicia. Es difícil recordar una legislatura con tantos problemas entre una consellería y sus profesionales. Primero fueron los farmacéuticos, después los médicos, enfermeros y así todos los colectivos. Los pacientes están que trinan por el mal servicio que reciben de una Administración transferida. No está de más recordar que cuando se traspasó la Sanidad a Galicia, se vendió como una mejora para los ciudadanos. Hoy, provocaría escepticismo si a algún paciente le dijéramos que esto ha mejorado.

La sanidad española tiene cuatro importantes problemas: uno, atención primaria inoperativa; dos, urgencias saturadas; tres, falta de médicos y enfermeros; cuatro, deshumanización del trato al paciente. Lo positivo, que con capacidad y voluntad se pueden resolver (gestión). Lo negativo, el mareo a la opinión pública y a los profesionales con medidas churriguerescas e inefi caces.

El anterior secretario xeral del Sergas salió por la puerta de atrás por diversos escándalos que llegaron hasta el Parlamento. Quien lo sucedió se ha asesorado en el nuevo Hospital del Tajo de la Comunidad de Madrid sobre cómo montar una red de hospitales con fi nanciación privada. Aunque desde el Sergas se intente copiar el modelo de Esperanza Aguirre, quizá no sea el mejor momento para mirarse en ese espejo, sobre todo por las nuevas críticas de los decanos al consejero Güemes, en horas bajas.

Los pacientes gallegos esperan una mejor y más rápida atención. Pero, sobre todo, más humana y cercana. Los profesionales del Sergas, no tener que seguir emigrando a Portugal o a Madrid. El sistema gallego sigue siendo uno de los peor valorados por sus pacientes. La conselleira aún no ha aclarado qué va hacer de la exclusividad de los médicos. Entretanto, los médicos de familia siguen decepcionados por un sistema que les pone el crono con los pacientes. ¿Para cuándo habitaciones individuales en los hospitales? ¿O acordarse de colectivos aquejados por enfermedades raras, aquellas que afectan a pequeños colectivos o de difícil diagnóstico y que son los invisibles para la industria farmacéutica y la Administración? Recientemente, un conocido alcalde socialista decía que al BNG —ahora con recursos— lo que le faltaba era implementar las medidas de Dependencia. Tenía razón. Sanidade debe empezar a coordinarse con Benestar. La sanidad es algo más que palabras y política. No valen dos chaquetas, ni dos caras.

 

 

Viernes, 14 de Marzo del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!