Las dos galicias

by Javier Carro

Topics: Expansión, Spanish press

Si tras el recuento de las papeletas el PSOE logra el poder, el próximo objetivo del estratega gallego Pepe Blanco será acortar la legislatura de Esperanza Aguirre y tomar Madrid. 

 

Muchas personas desconocen que Galicia no es sólo una. Son dos, e incluso tres: la urbana (encabezada por La Coruña y Vigo), la rural (representada por las provincias de Orense y Lugo), y la Galicia de la emigración y de ultramar (cuyo bastión principal es Buenos Aires).

Además, Galicia cuenta con cuatro provincias oficialmente reconocidas, aunque, de facto, son seis: La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra, a las que hay que añadir la conocida popularmente como quinta provincia, Buenos Aires, y la sexta, la comarca del Bierzo, enclavada en la comunidad castellano-leonesa.

La emigración es algo consustancial a la historia gallega, citada ya por Rosalía de Castro cuando hablaba de los labriegos que acudían a los trigales de Castilla. En la época de los grandes flujos migratorios del siglo XX, los gallegos se dirigían a Argentina a hacer plata. Presidentes como Raúl Alfonsín, Fidel Castro o Manuel Fraga son hijos de la emigración gallega.

Don Manuel, Fraga, o Fraga Iribarne, son tres figuras en una. Don Manuel simboliza al rural (en su pueblo, Villalba, es habitual verlo en una taberna jugando al dominó con sus paisanos); Fraga encarna al estadista, que ha representado a Galicia en las más altas cumbres en España o el extranjero; y Fraga Iribarne alude a aquella figura de la tecnocracia del franquismo que fue ministro de Información y Turismo y, posteriormente, uno de los principales artífices de la democracia en España.

Fraga, con 82 años a cuestas, se lo jugaba al todo o nada en las elecciones gallegas más trascendentes de la democracia: se jugaba su prestigio personal, su patrimonio político y su imagen de estadista, pero el 19-J no ha sido, ni todo ni nada… sino todo lo contrario.

El PP venció en las elecciones como el partido más votado (44,9%), y venció a los sondeos que le pronosticaban una importante bajada. Paradójicamente, el PSOE (32,5%) también venció, aumentando muy considerablemente sus votos (190.000 y ocho escaños más), y en coalición con los nacionalistas del BNG (19,6%) puede conseguir el Gobierno de Galicia como ya ha ocurrido en otras nacionalidades históricas: Cataluña y País Vasco.

Tras una semana de prórroga, el triunvirato formado por Emilio Pérez Touriño, Ricardo Varela (secretario general PSdG) y Pepe Blanco se postulan como ganadores en la tanda de penaltis, mientras Zapatero observa con gran interés el trascendente resultado de Galicia.

Sea cual fuere, decidirán los residentes ausentes –los emigrantes – y, si tras el recuento de las papeletas, el PSOE logra el poder, el próximo objetivo del estratega gallego Pepe Blanco, será acortar la legislatura de Esperanza Aguirre, y tomar Madrid.

En breve conoceremos el resultado final, las interpretaciones, secesiones, y las crisis están servidas…, y es que hay dos Galicias.

En las próximas semanas, a más de uno le rondará por la cabeza la sentencia de un ilustre gallego, Ramón María del Valle-Inclán: “Lo mismo

 

 

Viernes, 24 de Junio del 2005

Javier Carro, Expansión

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!