Las lecciones del banco de España

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Septiembre negro. O al menos eso es lo que se desprende del último informe del Banco de España presentado esta semana. La economía española creció solamente el 0,1% entre abril y junio. Ante un período de máxima incertidumbre económica y el tsunami de quiebras empresariales que se avecina, es lógico que el Banco de España pida prudencia y austeridad.

Pero no estaría de más que alguien le dijera al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que la austeridad no la tienen que poner siempre los mismos. Que los políticos se rasguen ahora las vestiduras y hagan gestos histriónicos, no conduce a solucionar el problema. ¿Son soluciones energéticas apagar el aire acondicionado en verano, o ponerlo a 26 grados? La última broma que plantea Miguel Sebastián, ministro de Industria, es reducir la velocidad un 20% en los accesos a las ciudades, y con unas mínimas inversiones de 245 millones de euros pretende ahorrar 4.140 millones.

Este país no se merece una clase de políticos como la que tiene. Ha sido de pitorreo lo del Plan Galicia, el despilfarro de la Ciudad de la Cultura del monte Gaiás, y la polémica de si el AVE llegará o no en el 2012 a las ciudades gallegas.

Redundante, pero no menos cierto, es decir que se han dilapidado dos lustros de bonanza, sin atisbar un nuevo modelo económico. Y en Galicia esto hay que multiplicarlo por dos. ¿Qué se ha hecho en cuanto a la industria? ¿Qué se ha avanzado en I+D+i? Eso sí, mañana saldrá un portavoz económico de la Xunta diciendo que aquí estamos que «nos salimos del mapa». Claro, la culpa es de la globalización, por eso el efecto de los créditos subprime en los Estados Unidos influye en que suba el precio de las cuncas y el pulpo, o que en Galicia los jóvenes no tengan expectativas laborales y tengan que marcharse.

El ministro de Economía, el vicepresidente segundo Pedro Solbes, ha declarado que el crecimiento en los próximos meses será cercano a cero. Ante este negro abismo se deberían tomar medidas de verdadero calado: parar el efecto dominó de suspensiones de pagos, fomentar la obra pública para tratar de conservar puestos de trabajo, mantener la construcción de autovías y hospitales, pero con financiación público-privada.

A nadie se le ocurre comprar un piso en estos tiempos que se avecinan, lo que originará un reajuste de precios que en algunos casos llegará al 50%. Fomentar la demanda interna y el consumo generará empleos. Cambiar estrategias empresariales y salir al exterior es un plan de viabilidad para mantener el crecimiento económico. Hoy podemos -y debemos- salir de la espiral de la crisis con más espíritu de trabajo y confianza hacia otros mundos. España debe iniciar la reconquista en el exterior.

 

 

Jueves, 31 de Julio del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!