Las propuestas de Feijoo

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Mariano Rajoy planteó recientemente la medida de la supresión del impuesto de sucesiones, en caso de proclamarse presidente en las próximas elecciones previstas para marzo del 2008. Ésta afecta especialmente a Galicia, donde determinadas personas físicas y jurídicas sopesan la posibilidad de trasladar su domicilio fiscal, ante la «sordera política » de la Xunta.

Casi en paralelo, Rajoy presentó a Alberto Núñez ante empresarios y opinion leaders de la corte madrileña. En el Foro Nueva Economía, Núñez Feijoo lanzó la posibilidad de reforma de la ley electoral si el Partido Popular alcanza el poder.

Hay varios modelos que mejoran el actual sistema -que favorece los pactos entre partidos minoritarios-. Pero lo más significativo que Feijoo trasladó -ante Mariano Rajoy – fue un Estatuto al estilo andaluz y un modelo educativo del gallego más flexible que el actual.

La valoración del Gobierno gallego fue de división, ineficacia, y de pérdida de oportunidad de transformación de la realidad económica y empresarial de Galicia. Las infraestructuras del tan traído y llevado Plan Galicia.

En la calle Ferraz saben que es más que cierto que difícilmente Fomento cumpla los plazos. Ni AVE, ni puertos, ni transcantábrica estarán a tiempo, si es que hay un tiempo (salvo las próximas autonómicas).

Alberto Núñez Feijoo considera prioritario para Galicia el impulso de la energía eólica, el sector lácteo, la política pesquera, la acuicultura (caso Pescanova), la descentralización de nuevas competencias o la ley de dependencia.

Para el líder de la oposición, la sanidad está siendo uno de los mayores escollos de Touriño. «Se ha vuelto a los tiempos del INP» (sic); la desaparición de las fundaciones sanitarias restarán agilidad en el servicio al ciudadano y los médicos perderán autonomía profesional.

Conviene reseñar que permanecen en el tintero otros asuntos primordiales por la parsimonia de la Xunta a la hora de impulsar la I+D, o la innovación y el diseño como ventajas comparativas para esta comunidad. También el feísmo o las chapuzas urbanísticas de Galicia claman al cielo.

Quizás por eso no arranca la transcantábrica -para evitar comparaciones urbanísticas no deseadas-. El basurero del litoral marino gallego no es para que el vicepresidente Anxo .Quintana se sienta orgulloso (este año, 24 vertidos), que además -instalado ya el verano- tendrá que afrontar la huelga de los brigadistas del servicio de extinción de incendios prevista.

La desaceleración empresarial gallega es motivo para que Alberto Núñez Feijoo ponga el grito en Santiago o en Madrid. Mientras, Mariano Rajoy -que ya piensa en caras nuevas-, puede tener en Feijoo un buen aliado, Porque Galicia debe tener peso en Madrid.

 

 

Jueves, 25 de Julio del 2007

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!