LEY DE DEPENDENCIA

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

¿CONSENSO? No del todo, ya que los catalanes de CIU y los vascos del PNV y EA se han opuesto. El PP, sin embargo, llego a un acuerdo con el PSOE, sobre la creación de un sistema público de dependencia y de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. La norma recoge las líneas maestras de actuación, y regulará un derecho social vigente en otros países europeos desde hace décadas. El promotor: el ministro Jesús Galera – que la vende como su ley estrella-; la impulsora ejecutiva, la secretaria de Estado de Asuntos Sociales, Amparo Valcarce (inspectora de educación leonesa y amiga personal del presidente Zapatero), y el tejedor: Ángel Rodríguez Castedo (director general del Imserso).

Entrará en vigor el 1 de enero del 2007, pero el engranaje será más lento al tener que constituirse –a causa del sistema autonómico- un Consejo Territorial (formado por el Gobierno y las 17 comunidades).

Los beneficios (los pacientes dependientes) superan el millón, exactamente 1.125.190, según el Libro Blanco de la Dependencia. El 80% de los dependientes tienen más de 65 años. Se considera dependiente a aquella persona que necesita ayuda para realizar actividades básicas de la vida diaria. El sector sanitario ha sido muy critico con la ley Valcarce, por entender que no se pueden separar aspectos clínicos de aspectos de dependencia o envejecimiento.

El proyecto nace con una ridícula cantidad de 400 millones de euros. La Administración general deberá aportar 12.638 millones de euros (hasta el año 2015), las comunidades autónomas deberán completar el resto hasta 26.000 millones y los usuarios también tendrán que rascarse el bolsillo. El traslado a las comunidades autónomas de parte de ese pago ha sido el injusto pulso de CIU y PNV que, nuevamente, querían sacar partido y arañar la caja común de los españoles.

Caldera y Valcarce tienen que despejar importantes dudas: el baremo para clasificar los grados de dependencia, cuantía de las prestaciones, como se financiará el complejo sistema de dependencia y proporción del coste que tendrán que sufragar los dependientes (copago). Las regiones periféricas más envejecidas, como Galicia o Asturias, son las más atañidas por la ley. Las esperanzas que ha generado el PSOE son altas, pero ojo al efecto numeran so no cumplen las expectativas… Los mayores y otros dependientes pedían esta ley para una suave edad de oro.

 

 

Domingo, 3 de Diembre del 2006

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!