Medioambiente electoral

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Debates electorales. Pueden ser la pieza clave –junto con la prensa- para decantar la balanza en uno o en otro sentido. El primero se disputó -ayer martes-en el salón principal del Hotel Palace, organizado por Foro Nueva Economía. Los contendientes de la matutina jornada boxistica, Zaplana (portavoz del PP) y López Garrido (portavoz del PSOE). El árbitro, el periodista Antonio San José. El combate, a 6 asaltos: terrorismo, modelo de España, órganos institucionales, políticas sociales, economía y conclusiones.

El popular llegó con su entrenador, Acebes. El socialista, con algún «espía » de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega. Eduardo Zaplana lucía mejor aspecto físico – quizás por su asiduo entrenamiento en el gym- y rápidamente se hizo dueño del cuadrilátero, con constantes ataques utilizando el «terrorismo etarra» y «la mentira del presidente», pero López Garrido le soltó un uppei” al mentón con «las 192 víctimas del ll-M y la guerra de Irak». Hasta Acebes se vio sentenciado.

En el segundo round, Zaplana -que se había prepara concienzudamente soltó un gancho por el lado de los catalanes. En el tercero, López Garrido le cogió de lleno cuando el del PP dijo: «Solo habrá consenso cuando gane el PP». Zaplana se tambaleó. Pero el socialista se veía flojo de pegada, y Zaplana le arreó hasta en la ministra de Agricultura -a la que llamó «desconocida»-. De los órganos institucionales (Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial…) dijo que están para colocar esposas y primos, y en el asalto económico, le pegó hasta en el carné.

La bancada popular estaba más exacerbada, pero no hubo heridos porque los púgiles eran amigos del hemiciclo. El resultado, victoria a los puntos de Zaplana. Los socialistas se fían de la ventaja de las encuestas. Gallardón espera al día después, mientras se lame las heridas viendo cómo el caso Leganés le llega a su querida Esperanza, el caso Armada a la Consejería de Transportes, o la inacción en Medio Ambiente. Gallardón es popular calculador y frío. Moribundo se hace el muerto. Espera un descuido. Una vez desaparecidos Piqué y Matas, solo le queda su homónimo, el otro Alberto. Ya Rajoy, este y la victoria en el 9-M Su mano derecha es Ana Pastor, trabajadora y lista. Su influencia en la Sanidad es larga, pero no ha conseguido vender Galicia en Madrid. Una Galicia fuertemente representada en Madrid es lo que necesitaba Quintana. Anxo tiene que pasar de las teorías a las realidades. Galicia está contaminada y Touriño espera en la lista de espera. Del AVE, claro, Y calvo se va a quedar más de uno, como no haya victoria el 9-M. En este ambiente, de todo puede pasar.

 

 

Miércoles, 30 de Enero del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!