O tren

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

ANDRÉS DO BARRO fue un adelantado a su tiempo. Olvidado por los falsos nacionalismos, fue pionero en cantar en gallego en pleno franquismo. Hace 38 años consiguió situar una canción cantada en gallego –O tren- como número uno en las listas de éxitos de toda España. Si no hubiera fallecido prematuramente, el cantante ferrolano estaría asistiendo al debate del otro tren, el que nos debe unir con la Meseta, el AVE gallego.

Hace unos días el presidente del Gobierno anunció que «España tendrá en tres años la mayor red de AVE del mundo». Un total de 2.230 kilómetros en servicio en el 2010, por delante del Shinkansen japonés (2.090 kilómetros) y el TGV francés (1.893). Si se cumple, es para estar orgullosos del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes. Sin embargo, Si el AVE pretender desempeñar un papel vertebrador entre las distintas comunidades de España, la conclusión es que Galicia no es España. No está claro cuándo entrará en funcionamiento la línea Madrid-Galicia. No está despejado lo que pasará en el tramo Ourense-Lubián. ¿Qué pasa con la petición de la Patronal de Pontevedra sobre que el tramo Vigo-Ourense pase por Cerdedo? En qué fecha habrá una conexión de este tipo en el eje atlántico A Coruña-Vigo?

También conviene despejar mitos y verdades a medias: lo de la alta velocidad es una hipérbole (figura retórica que consiste en exagerar una idea o hacer una ponderación desmesurada). Recuerda lo de «vía rápida de O Salnés», que no era ni autopista, ni autovía, ni nada semejante… Conviene dejar claras estas cuestiones, pues se pueden generar dudas, falsas expectativas y posteriores equívocos. Alguien definió la telefonía móvil como: sencilla, rápida y barata. El AVE gallego es justo lo contrario: complicado, lento y caro, complicado, por su trazado (orografía gallega, minifundismo e intereses territoriales), según declaró la conselleira Caride. Caro -carísimo- porque supondrá la renuncia a otras prioridades. Y lento, porque la burra que nos han vendido como A VE debería llamarse BVG (baja velocidad gallega). Todo es rápido o lento en función de con qué se compare: si es con aquel famoso Shanghái que unía A Coruña con Hendaya (tardaba casi 24 horas), será rápido, Pero si lo comparamos con los 350 kilómetros por hora del AVE 103 que acaba de estrenar Zapatero en La Sagra (Toledo), nos podemos sonrojar de aquí al 2012 … Aunque si éste, a Su vez, compitiese con el TGV francés, que el pasado martes circuló a 553 km/h -sin hablar de los 581 km/h del Maglev (tren de sustentación magnética) que funciona en Shanghái-, entonces, ¿cuál es el tren de alta velocidad?… Y es que las verdades no lo son tanto cuando son a medias.

 

 

Martes, 20 de Febrero del 2006

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!