Pánico financiero

by Javier Carro

Topics: La Voz de Galicia, Spanish press

Ansiedad en el mundo occidental. La peste negra del siglo XXI es un capitalismo globalizado. Los mercados vivieron el pasado viernes expectantes el crucial debate en la Cámara de Representantes de Estados Unidos de la segunda versión del plan elaborado para resolver la crisis financiera, en medio de dudas por su costo y sus posibilidades de éxito. El debate de la llamada Ley de Estabilización Económica de Urgencia 2008 en la Cámara de Representantes de Washington suponía inyectar 700.000 millones de dólares.

En ese contexto de expectación, los bancos centrales siguieron destinando reservas al sistema financiero para evitar que se quede sin liquidez ni posibilidades de crédito. En Europa, la cumbre de jefes de Estado o de Gobierno de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia se vio precedida por el anuncio de que Francia ha entrado en recesión técnica. Lo cual es indicativo de que la marabunta financiera se acerca.

El Gobierno irlandés anunció que garantiza el 100% por dos años de los depósitos de sus seis grandes bancos (400.000 millones de euros), según avanzaba en el Financial Times el ministro de finanzas Brian Leniham. Y es que después del crac del Fortis y Dexia en Bélgica o de los graves problemas del suizo UBS, uno no se queda tranquilo con las declaraciones de Solbes de que «los ahorros en España están garantizados».

Las preocupaciones son obvias: el Fondo de Garantía de Depósitos (FDG) cubre 20.000 euros por cliente y entidad. En caso de quiebra, el resto se pierde. De hecho, España es el país que menos dinero asegura ante una quiebra bancaria. Una encuesta de esta semana afirma que un 45% de los españoles dudan de que sus depósitos estén seguros en las entidades financieras. Esa misma incertidumbre ha llevado a los inversores a retirar 5.000 millones de euros de los fondos en el último mes, según Ahorro Corporación. A pesar de las buenas palabras de Juan Ramón Quintás (presidente de la CECA) de que «no hay ninguna caja en peligro», los indicios apuntan en otro sentido. Cajasur está siendo golpeada por la crisis y ha tenido que nombrar nuevamente a otro director general. El Banco Popular ha tenido que absorber a sus filiales, entre ellas el Banco de Galicia, y su calificación crediticia ha sido bajada por su alta exposición al negocio inmobiliario.

La psicosis se convierte en certeza cuando algunas cajas presentan una morosidad de un 5%. Los bancos no se prestan dinero ni entre ellos. La ansiedad de los banqueros por la liquidez es para estar más que preocupados. « Acabaremos ahogados en una deuda sin precedentes» , alega Joseph Stiglitz (premio Nobel de Economía).

 

 

Domingo, 5 de Octubre del 2008

Javier Carro, La Voz de Galicia

Leave a Comment Here's Your Chance to Be Heard!